Entre los diferentes toldos y persianas en Valencia de los que disponemos en nuestra empresa, hoy os queremos hablar de un tipo de toldo, el de capota, ideal para pequeñas ventanas, pero que también es muy demandado por pequeños negocios, ya que puede servir como reclamo publicitario y que recibe su nombre, como todos podemos imaginar, por la semejanza en lo que a forma se refiere con las capotas de los cochecitos para bebés, que en su gran mayoría son también plegables.

En Prudencio Mateo Cortinajes ofrecemos a nuestros clientes los dos tipos principales de toldos de capota, que pueden contar con un sistema fijo, es decir, que mantienen siempre la misma posición o los móviles, mucho más versátiles y por los que apuestan la mayoría de nuestros clientes, ya que se pueden recoger a través de diferentes sistemas.

En realidad, los toldos capota pueden adoptar multitud de formas. Desde curvas a semicurvas, pasando por redondas, triangulares, hasta poligonales o arqueadas y, por supuesto, cuadradas. Su función, al igual que el resto de toldos, es servir de protector frente a los rayos del sol, tanto de forma directa, como por los laterales. Y esta es su principal función cuando en nuestra tienda de toldos y persianas en Valencia las instalamos en viviendas particulares, con un ancho aproximado que no supera los 150 centímetros.

Pero los toldos de capota también están siendo muy demandados en los últimos tiempos por empresarios de pequeños negocios, ya que una elegante capota rotulada es el soporte publicitario perfecto para el reclamo de potenciales clientes, independientemente del comercio del que estemos hablando.