A lo largo de todos los años que llevamos dedicados a la instalación de toldos y persianas en Valencia hemos asistido a un cambio radical en los materiales que utilizamos, cambios que han sido posibles gracias a las fibras sintéticas con las que se fabrican las lonas actuales. Hace veintitantos años prácticamente sólo existían las lonas de algodón. Un tejido muy resistente, sí, pero con el inconveniente de ser bastante pesado y con una gran capacidad de absorción de agua en caso de lluvia.

El peso excesivo de las lonas de algodón nos obligaba a que las estructuras que utilizábamos para la instalación de toldos y persianas en Valencia, especialmente para los primeros, tuviéramos que construirlas con tubos de hierro, cosa que aumentaba también el peso de todo el toldo. Esta acumulación de pesos limitaba también la superficie total del toldo. Sin embargo, gracias a la aparición de estos tejidos sintéticos, mucho más ligeros y que repelen el agua de lluvia, podemos utilizar materiales más ligeros como el aluminio o el PVC para crear las estructuras por lo que, al reducir el peso total, también ahora podemos cubrir mayores superficies con un solo toldo.

Además, los colores en estos tejidos se aplican directamente en el proceso de fabricación de las fibras, y eso hace que sean mucho más resistentes y no se decoloran por la acción de los rayos UVA como ocurría con las lonas de algodón. Por eso, las instalaciones que realizamos en Prudencio Mateo Cortinajes son mucho más duraderas.